“La moda pasa de moda, el estilo jamás” – Coco Chanel

Las palabras de la inmortal Chanel, nos señalan un paradigma en donde reside la razón e importancia de cómo nos vestimos a diario, ya que representa nuestra esencia de una manera gráfica: prendas, colores, texturas, zapatos, fragancias, accesorios, maquillaje, peinado y la forma en cómo usamos todo este conjunto refleja nuestro humor, gustos, actitud y personalidad en general (aunque mucho se nieguen a aceptarlo).

Muchos piensan que para poder reflejar el estilo de vestir que les gusta necesitan gastar mucho dinero, o que sólo si usan prendas de marcas conocidas puedes ser considerado fashionista, pero la verdad es que en la actualidad puedes adquirir las prendas que quieras a precios muy accesibles, es como dijo (regreso a Chanel) Karl Laggerfeld: “Nunca uses la palabra ‘barato’. Hoy en día, puedes lucir chic en ropa que no es cara (los ricos también las compran). Hay buen diseño de ropa para todos los niveles. Puedes ser la persona más chic del mundo en una playera y jeans, todo depende de ti.”

Tommy Ton Best Moments

Primero lo primero, me refiero a las bases, los elementos que debes considerar para saber qué ponerte y cómo usar la ropa, por lo que es recomendable:

1.- Conocer tu cuerpo. El ancho de tu espalda, de tu cintura, tus caderas, el largo de tus piernas, tus brazos, tu torso y tu cuello, la forma de tu cara, todo esto debes tener en cuenta a la hora de vestirte, pues hay ciertos cortes que te favorecen más que otros, si tu complexión es algo “dispareja” acude con algún costurero que ajuste tus prendas a tu medida.

2.- Evita el ‘matchy-matchy’. Vestirte combinando dos o más prendas de un mismo color te harán ver algo burdo y plano, mezcla en tu look diferentes tonos diferentes que armonicen.

3.- Cuida las proporciones. Esto se refiere a que exista un balance entre las prendas y accesorios, por ejemplo, si eliges una blusa o camisa olgada, procura utilizar en la parte de abajo una prenda más ajustada y vicerversa, nunca te sobrecargues de accesorios y menos si tu ropa tiene bisutería, lentejuelas, brillos, olanes, pliegues, etc.

4.- ¡Inspírate!. Tú estilo, es aquel con el que te identificas y te sientes más cómodo, existen miles de marcas diferentes que pueden acercarse al tipo de ropa que más te gusta, bohemio, hipster, preppy, dark, rockero, grunge, minimalista, maximalista, barroco, de época, entre muchos más, con los que podrás experimentar hasta encontrar ese punto ideal que te hará verte y sentirte único. Visita sitios web y bloggers de moda, consulta revistas como Vogue, Elle, Harper’s Bazar, Nylon, Dazed Magazine, Grazia, etc. en donde puedas encontrar diversidad de ejmplos.

tommy-ton-fashion1

5.- El diablo está en los detalles. Sea cual sea el estilo que más te guste, debes siempre tener ese algo que te distinga e identifique de entre los demás, un peinado o un tinte para tu cabello, una pañoleta, la forma de doblar tus pantalones, un parche, un perfume, el color de tu labial, en fin, cualquier detalle que prefieras, hazlo tuyo.

Se dice que no debemos juzgar a un libro por su portada, pero es algo casi instintivo generar un juicio o una reacción hacia la imagen de alguien. La moda es para divertirse, experimentar y personalizarla como se te antoje, todo tenemos un estilo único que debemos explotar y de alguna manera, permitir que de esa manera los demás conozcan de manera más auténtica quiénes y cómo somos.

Comentarios

comentarios