Después de varios años, décadas y siglos la evolución en un devenir de la ropa de invierno.

Hoy en día al caer noviembre y diciembre salen del closet de cada persona, particularmente en las mujeres, chalecos de diversas formas, botas también de diversas formas, chamarras de pluma de ganzo, impermeables, abrigos, bufandas, pashminas; últimamente han vuelto los gorros, pero eso es hoy en día. Veamos en otras épocas qué había dentro de los baúles, closets o arcones para enfrentar al frío.

Quince siglos atrás, o aproximadamente por esos rumbos

Ropa de Invierno Griegos

En cada cambio de estación, los antiguos griegos no únicamente modificaban sus costumbres alimenticias, además en la temática del teatro: primavera para las comedias, tragedias para el invierno. Respecto a la ropa, el invierno es la época en que optan por pieles de animales a fin de cubrirse.

ropa de invierno japón

A kilómetros de distancia, en la cultura japonesa, justo en el periodo Edo, siglo X, los pinos (matsu) que se colocaban en los kosode, prenda tanto femenina como masculina, representan el invierno. Además que conforme se acercaba el frío se hacía ropa de shii, o papel. Sí papel, fabricado por artesanos, más ligero que algodón, resistente a la lluvia y el frío. ¿Quién lo diría?

Medievo de diversas puntas y pieles

ropa de invierno capas

Durante el medievo, existen diversas maneras de portar el vestido tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo un factor clave en el invierno, son las largas mangas que salen de los vestidos de las mujeres, ambos suelen llegar hasta el piso, y la prenda completa es conocida como cotehardie. Por debajo, el llamado sobreveste es forrado de piel a fin de crear calor debajo del vestido, y es detenido por un corset de acero.
Con los hombres, las capas que usaban también llevan adornos de piel, a protección del frío, y además se añaden largas capuchas para poder ser enrolladas en el cuello (quizás un próximo de bufandas), en el brazo o en la cabeza como un turbante.

En el frío del Occidente

ropa de invierno gaucho

Al otro lado del océano, en el siglo XVIII y un siglo atrás, en Sudamérica, también surgen de una particular fuente de calor para sobrellevar el invierno, el poncho. Conocido primordialmente por los gauchos argentinos. Hecho de tela de alpaca, llama y oveja, no pueden faltar en la vestimenta, y a la fecha con diversas modificaciones el patrón del poncho tradicional sigue vigente. Existen variantes en todo el continente, como el mexicano, al que le diríamos sarape.

De las botas y otros datos

ropa de invierno

Es bien sabido que los pantalones de mujer llegan hasta el siglo XX, para establecerse realmente en el guardarropa femenino, y mientras llegaba ese cambio, por debajo del vestido, se colocan hasta cinco enaguas para protegerse del frío, esto sucede en el siglo XIX. Ya en esta época se agregan los guantes, gorros o sombreros. ¿Pareciera un devenir constante de la moda?

También por estos años, llegan las botas al caminar de la mujer. Impuestas a la moda por la Reina Victoria. En un principio, siguen estando en mayor producción hacía los hombres, debido a su facilidad en el trabajo, pero poco a poco la delicadeza en la manufactura para el uso femenino, corrompe barreras e impone el estilo.

Siglos de los abrigos y devenires de la moda

ropa de invierno abrigos

ropa de invierno abrigo ulster

Uno de los más comunes de los abrigos es el chesterfield, creado en el siglo XIX, pero tiene variaciones para la adaptación de los cuerpos llegado el siglo XX. En principio fabricado para hombres y después de la Segunda Guerra Mundial usado por las mujeres. No obstante, también existen abrigos como el polo, balcamaan, marinero, mandarin y el elemental ulster, si es que queremos recordar a Sherlock Holmes.

ropa de invierno botas

Y a lo largo de los años como ya hoy en día, muchas de las prendas pasadas tanto las botas, pieles, gorros entre otras , se han ido adaptando a las temporadas, épocas, o frío que se esté viviendo. Algunas se acortan, otras se han modificado, y sólo otras van y vienen.

Comentarios

comentarios