Apantallado por la primera impresión que me dio la ciudad fronteriza, escribí esta serie de frases enraizadas en el cliché, el mito, la experiencia y la podredumbre que le acarrea.

1. En Tijuana la noción del tiempo se pierde totalmente entre los bares.

2. Tijuana es una gran puta que le abre las piernas a cualquier pendejo sin distinción alguna.

3. Tijuana se diluye en 20’s de coca.

4. En Tijuana “pa’ todo mal un pericazo, y pa’ todo bien, pos también.

5. Aquel que no ha tirado una cerveza en alguna mesa del Tropic’s no ha tirado party chingona en Tijuana.

6. En Tijuana las ropas huelen a puro pinchi party jarcor.

7. Si vas a Tijuana y tras amanecer de una buena party no te dice alguien: “qué compa, cómo estuvo eso anoche”, no has agarrado bien el pedo.

8. Si has ido a Tijuana y nadie te ha armado un pancho en algún bar nos has intenseado lo suficiente.

9. Morir y revivir en algún bar de Tijuana.

10. En Tijuana naces, creces, te desarrollas, bebes, vuelves a beber, mueres, reencarnas o revives, y continúas bebiendo.

11. El día menos esperado te encuentras un michoacano en Tijuana.

12. Si no sabes dónde agarrar un 20 en Tijuana entonces no sabes cómo llevar un party de tres días.

13. En Tijuana el sentido de la rotación es casi inherente a la vida, te mueves de bar en bar casi instintivamente.

14. En Tijuana sales al party un viernes a las 8 de la mañana y regresas a casa el domingo en la noche.

15. Si vas a Tijuana y El Muerto no te da la bendición mejor ni te quedes, regresa a casa con tus padres.

16. Si no te ponen un apodo en Tijuana no has sabido convivir con la banda.

17. La Revolución mexicana está en Tijuana.

18. Si en Tijuana te dicen “hay que darle hasta las 10 de la mañana” y no aguantas, eres un mal bebedor.

19. En Tijuana no dan “gato por libre”, dan “burro por cebra”.

20. Si fuiste a Tijuana y ahí dejaste toda tu vida, no seas pendejo, regresa pronto.

21. Si te quedas a vivir en Tijuana, es mejor dejar de decir prontamente “chido” por algo más “curada”.

22. Tijuana, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino.


Foto: Manuel Noctis

Comentarios

comentarios