El otro día estaba viendo Guerrero Ninja, -porque claro, también tengo mis sanas horas de diversión mundana-, y justo cuando estaba bien entretenido viendo si Makoto Nagano pasaba por fin a la siguiente fase, interrumpieron el programa para pasar los cochinos comerciales. La verdad yo creo que ya iban varias semanas de spots partidistas, pero sólo hasta ese momento comencé a ponerles atención, pues el que pasaron hacía referencia a un partido del cual yo no había escuchado, el Partido Humanista.

El comercial iniciaba con unas personas diciendo que como ya saben que no queremos que gasten el dinero en spots caros, ese lo habían grabado con un celular. Era evidente que no era un celular y que se trataba de alguien “sosteniendo” una cámara costosa mientras que otro los grababa, en fin, más de lo mismo. Pasaron unos días y me enteré que el dichoso partido humanista era una rara mezcla entre un líder campesino, “marxista pragmático”, y un ex militante del Partido Acción Nacional, afiliado al Ejército Azul de María, que es una facción de la extrema derecha mexicana,  del famoso “Yunque”. Un verdadero Frankestein político-ideológico. A partir de ese momento me di cuenta de que así como hay épocas de lluvia, viento, calor, etcétera, acabábamos de entrar a la temporada de melodramas electorales.

Y es que mi querido lector, según la docta Wikipedia, un melodrama es una obra teatral, cinematográfica o literaria, acompañada con música de fondo, que busca resaltar los aspectos sentimentales, patéticos y  lacrimógenos con el fin de provocar emociones en el espectador. De manera que sí, las elecciones en nuestro país son eso: una puesta en escena (bastante chafa).

Pero como no quiero que mi opinión  les aguade  toda posible fe en un partido, les reseñaré a grandes rasgos esos spots.

Luego de ver a los humanistas, vino el anuncio del PAN, donde su “joven” líder nacional, Ricardo Anaya, aparece caminando sobre un puente peatonal que cruza una avenida, la cual supongo es el periférico en el DF. No es aleatorio que se muestre caminando, pues sugiere movimiento, y el que esté en la calle indica cercanía con la gente. A pesar de que eso ya habla de sus intenciones, mientras avanza dice que “estamos” cansados del estancamiento económico, de la inseguridad, de la corrupción, y luego añade, sí hay otra manera de hacer las cosas: el modo panista. La neta está muy cutre porque fueron los gobiernos panistas los que nos metieron en este hoyo de rata, ¿apoco se olvidó que ellos tuvieron la presidencia durante doce largos años?; vaya, su receta neoliberal hizo que cayéramos redonditos en la recesión de 2008, y que todavía sigamos padeciéndola, y nada (o mucho) que decir de la violencia que azota las calles y que lleva más de 150,000 muertos oficiales, así mero como usted lo lee.

Luego está el comercial del Partido de la Revolución Democrática, en el que una voz en off expresa saber qué es lo que no funciona en México, acusando al PRI de decir que todo va bien y que no hay violencia,  mientras de fondo van apareciendo imágenes de la matanza de estudiantes de 1968, de los “halconazos”, de Salinas, de Ordaz, de Peña Nieto, robos a mano armada, y unos cuadros negros con la leyenda “censura” intercalados entre las imágenes. Cuando salió el spot, en esos cuadros negros aparecía López Dóriga y el logo de Televisa, aunque después el Instituto Nacional Electoral ordenó que se retiraran, de manera que es así como tenemos a esos perredistas “pendencieros” con su radical anuncio. Lo cierto es que ellos negociaron con PRI y PAN en el dichoso pacto por México, el cual llevó a que se aprobaran las reformas educativa, energética, de telecomunicaciones, laboral, electoral, y en fin, es paradójico porque si acusan a que hay responsables de la desconfianza popular hacia los partidos, entonces ellos también deberían ponerse entre las escenas censuradas. Pero decir cualquier cosa ya está de sobra, pues tal es el grado de crisis interna, que hasta los líderes históricos y morales terminaron saltando luego de que los chuchos (que chistoso que así le digan a los perros cruzados de varias razas), terminaran por darle al traste a la mayor “izquierda” partidista.

De verdad que entre tanto remover a los inocentes, puros y devotos corazones guadalupanos, los partidos ya no saben cómo diablos hacer para que la gente salga a votar

Naranja mecánica

Luego vi el del Partido del Trabajo, en el que en resumidas cuentas se dice que quieren modernizar a México, aparecen tomas de avenida Reforma, del Ángel de la independencia, de los edificios, mientras se acompaña con un voz que consigna que ellos nunca han pactado la entrega de la nación, y al final se muestran unos viejos chimuelos gritando de felicidad. Y bueno, si Cuadri ya era bastante ridículo en las elecciones de 2012,  Nueva Alianza le apuesta a un anuncio televisivo donde busca hacer empatía con los “jóvenes” mexicanos, mientras patéticamente dice que ellos unifican a emos, hipsters, fresas, nacos,  y todo aquel que sea “turquesa”. Es claro que ambos partidos buscan una que otra presidencia municipal, alguna diputación, y más importante, que su registro siga siendo regular.

Por su parte, el partido Movimiento Ciudadano habla de unión, justicia, y nuevos amaneceres (jeje eso suena a la Tigresa del oriente), a la par que presentan fotos de gente “común y corriente” en formato blanco y negro. Es claro que su objetivo electoral es el hartamente mentado “ciudadano”, que a ciencia cierta quién sabe qué será ese ente. Por otro lado, MORENA, quien obtuvo su registro hace poco y no goza de los privilegios de los partidos grandes, retóricamente se coloca como la antítesis de todos los males que aquejan a México, sin embargo, su líder López Obrador (que podría ser vitalicio), hace uso de los 31 segundos del comercial oficial, lo que hace que con toda razón la gente desconfíe, pues luego de dos elecciones presidenciales, tal parece que va a contender por una tercera en 2018.

Finalmente y luego de que Peña Nieto dijera desastrosamente a los periodistas “ya sé que no aplauden”, seguido de su respectivo y viral hashtag #YaSeQueNoAplauden, el Partido de la Revolución Institucional está como cuando las mamás dicen “estás viendo y no ves”, pues lejos de reflexionar sobre la montaña de críticas que ha recibido este gobierno, ellos le apuestan a la confrontación al decir que “sí aplauden” a la gente chambeadora, la que atiende a los enfermos, la que es cálida y con ingenio, la que se une como en el terremoto del 85, y ¡ay!… casi se me salen las lagrimitas de tanta emoción. De verdad se me hace que en el PRI no han entendido absolutamente nada en estos dos años y cacho, y tal parece que así van a seguir valiéndoles madre que el país se caiga a pedazos, al fin que ya tienen su próximo romance idílico forjado entre la espesa selva chiapaneca (seguro que ya adivinaron de quién hablo).

De verdad que entre tanto remover a los inocentes, puros y devotos corazones guadalupanos, los partidos ya no saben cómo diablos hacer para que la gente salga a votar, pues si en 2012 fue evidente que los jóvenes -quienes forman el 50% de la población-, desconfiaron de la democracia representativa, éste año pinta para mejor quedarse en casa viendo el partido Méxic vs Brasil, y miren que nuestro fútbol ya es de por sí bastante maleta.

Pero qué más se puede esperar en éste país surrealista si ya fue candidato el Dr. Simi, si  Cuauhtémoc Blanco quiere lanzarse para alcalde de Cuernavaca, si Quico, Yuri y Ernesto D´alessio también buscarán hueso por el partido mocho Encuentro Social. Chale, ya nomás falta que un payaso nos quiera gobernar… a ver aguanten, ¡no!, ¿es enserio?, ¿Lagrimita quiere ser presidente municipal de Guadalajara, y que Costel sea su regidor?, ¡ya paren la weá!

payaso lagrimita candidato partidos politicos

Y cómo no creía que fuera verdad (sigo sin creerlo), me puse a buscar las propuestas políticas de Lagrimita, y si de plano los partidos políticos provocan nauseas, al menos este man tiene experiencia en saber hacer reír.

En fin, como de seguro usted ya está cansado de tanto soplarse comerciales electorales, acá les pongo el decálogo de Lagrimita:

1.- Dar trabajo a viejitos cuidando y manteniendo en buen estado los parques y espacios públicos.

2.- Dar buenos servicios. Vamos a poner a payasos como empleados públicos para que siempre se les dé buena cara y sonrisas en la atención a la gente.

3.- Tener bella a Guadalajara. Como hay muchísimos funcionarios que no trabajan mucho, los vamos a poner a que limpien la ciudad un día a la semana.

4.-Barrio limpio, iluminado y seguro. Vamos a hacer comités vecinales que supervisen los barrios y los que estén mejor cuidados les vamos a dar premios.

5.- Más parques para niños y mascotas. Quiero que los niños salgan a la calle a jugar con todo y sus mascotas.

6.- Espacios Deportivos y Culturales para los chavos, para que no sigan el camino de las drogas, que puedan hacer ejercicio y practicar algún arte.

7.- Evaluar funcionarios. Para que los regidores y miembros del gobierno trabajen bien, se van a hacer evaluaciones y los que no salgan bien calificados por los tapatíos les vamos a poner un tache en la frente y un pastelazo.

8.- En seguridad vamos a hacer la policía más amable del mundo.

9.- Sacar a los animales del gobierno.

10.- Tú propones…

Ya un poco más enserio, la experiencia nos dice que la contienda electoral es un terreno donde se cultivan esperanzas estériles, ya que una y otra vez los partidos y candidatos terminan siendo exactamente lo mismo que los demás, y es que en México no hay izquierda, ni derecha, ni centro ni nada, lo único que hay es una clase política-empresarial que siempre gana, mientras que la gente de a pie es la que se chinga todo el tiempo. Me parece que en lugares como Cherán eso lo han entendido bastante bien desde hace un rato, pues aunque afuera sigue el circo de las elecciones, ellos han generado otras formas de organización política. No obstante, la realidad de una comunidad indígena, enclavada en el bosque, es en general un tanto diferente a la de este extenso país, así que creo que la alternativa debe caminar por otros rumbos, probando otras formas de construir los lazos sociales necesarios.

Hace poco los griegos eligieron a Syriza para quitarse de encima a la troika de la Unión Europea, y tal parece que PODEMOS hará lo mismo en España. No dejan de ser partidos dentro de una democracia representativa, no obstante, al emanar de una izquierda radical, puede que cuajen en formas más participativas de ejercer el poder, y que estemos frente a una resistencia al neoliberalismo, la cuestión entonces será preguntarnos a qué estamos dispuestos a apostarle los mexicanos. Por cierto, según algunos analistas políticos, Andrés Manuel López Obrador tiene posibilidades más que reales de ganar las próximas elecciones presidenciales, curiosamente, un monitoreo de medios reveló que el Partido Acción Nacional tiene mayor cobertura y tiempo al aire, así que viendo con más distancia, creo que ustedes ya pueden adivinar cuál será el próximo movimiento del grupo político-empresarial.


Fotos:
La dictadura perfecta, Luis Estrada, 2014.
La naranja mecánica, Stanley Kubrick, 1971.
www.unionjalisco.mx

Información:
www.elpais.com
www.publimetro,com.mx
www.sopitas.com

Comentarios

comentarios