Brasil ya la prohibió. En Monterrey ha destrozado a miles de personas. En EU se discute legalmente su carácter cruel y pornográfico. Lleva más de 5 millones de descargas a nivel mundial. Y ahora Morelia está empezando a embarrarse.  Secret, al parecer, nace como una app para compartir contenido anónimo que permitiera a las personas decir lo que no pueden decir en vivo. Un acto entre liberador y recreativo. Pero la crueldad humana ha deformado esta posibilidad al punto de generar varios pensamientos suicidas.

La app perfecta para el bullying, así se le conoce. Cualquier persona puede acceder y publicar lo que se le antoje. No es necesario dar datos comprometedores, tan sólo un correo y, si se quiere, un teléfono celular. Por lo tanto no existe un perfil de los usuarios. Así que todo comentario será anónimo. Nunca sabrás quién escribió qué. A lo mucho se puede saber si se escribió cerca de tu localidad o si lo escribió alguien que es tu amigo en Facebook. Pero la aplicación no te permite saber quién es.

Esto ha generado que muchas personas, principalmente mujeres, sean quemadas, es decir, se expongan sus secretos o sus actividades menos públicas. La aplicación tuvo que retirar hace poco la opción de compartir fotos. Era demasiado el quemadero. En Monterrey, en poco menos de dos semanas, se subieron cientos de imágenes de mujeres desnudas o en situaciones poco afortunadas. Lo mismo para hombres y mujeres del Distrito Federal.

El caso es que en Morelia la aplicación ya se está popularizando. En especial entre alumnos de escuelas como: El Tec de Monterrey Campus Morelia, El Valladolid, La UNLA, El Jefferson, La UVAQ, entre otros. Esto está a punto de convertirse en la más grande exposición de personas en la ciudad. Durante todo el día suenan nombres de alumnos y alumnas de estas escuelas que, sin reserva alguna, son expuestos por sus atributos físicos, sus malos ratos, sus infidelidades, sus malas acciones, sus personalidades, sus niveles económicos y otros temas.

Secret 5
Secret 4
Secret 2
Secret 3

La aplicación se está haciendo tan popular entre las juventudes que ya se ha apelado legalmente para que la empresa que la creó la quité completamente de las tiendas de Apple y Google.

Analizando un poco a Facebook, una red dedicada a plasmar la mejor versión de las personas, era cuestión de días para que surgiera una aplicación que pregonara justo lo contrario: exponer la peor versión de los usuarios de Facebook. Atentar contra toda esa paz y pulcritud que se acostumbra en la mayoría de las redes sociales. La gran idea: el anonimato.

Resulta incómodo, difícil o peligroso exponer a una persona en Facebook por que de inmediato se sabe quién publicó qué. Por lo tanto Secret sobresale por su carácter anónimo y su libre oferta de publicación. Aunque el código de la empresa marca que todo contenido que resulte en ofensas hacia alguien más será eliminado, esto no debilita el libre tránsito de publicaciones que repudian o exponen las verdades o chismes sobre varias personas.

Aunque Secret no sólo es quemar gente. Una visión más amplia nos mostrará que a nivel mundial la aplicación es usada de manera sincera, cómica, existencial, comunicativa y hasta didáctica. Vamos, hay personas de todo tipo y así también serán los contenidos en Internet.

Si la aplicación será retirada o no del mercado, eso es cosa de meses para saberlo. De lo que sí podemos estar seguros es que el drama y la tensión estarán presentes en esta aplicación que, de boca en boca, ha logrado posicionarse como una de las favoritas y principales de estos últimos meses.

Será México, quizá, como Brasil y Argentina, uno de los tantos países donde su uso se deformó a una batalla total contra ciertas personas que no agradaban lo suficiente o que generaban la envidia necesaria.

Por lo pronto en Morelia ya se está popularizando a gran velocidad, y los buenos y malos contenidos serán publicados sin cesar hasta que la aplicación muera o pierda la fama con la que ahora cuenta.


(Las imágenes fueron rescatadas directamente de la aplicación, desconocemos a sus autores).

Comentarios

comentarios