Parece que la mayoría de los medios se enfocan especialmente en un cortometraje de la Sección Michoacana del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM). ¿Qué tiene este cortometraje en especial que fascina tanto y reúne mucho en los pocos minutos que dura? Entrevisté a su director, Rodrigo Orozco, para conocer a la única persona interesada en diseñar sus propios personajes antes que encontrarlos en personas de piel y sangre.

P: Muchas veces se habla de un cortometraje como un proyecto sencillo, que se realizó rápido y en poco tiempo. Cuéntame, ¿cuál fue el proceso para crear este corto? Desde el inicio de la idea hasta el reunir presupuesto y montar absolutamente todo. La batalla detrás del filme.

R: Este proyecto, La Hora de los Sueños estaba escrito desde el 2011. Inspirado en platicas con gente que tenía muy cercana por aquél entonces y siempre estuve con la idea de “haré un cortometraje, haré un cortometraje…”, pero no tenía los recursos técnicos ni muchas cosas que ahora ya conozco, así que esperé a que se diera el momento. Comencé a construir maquetas en enero de este año y fue hasta abril que se empezó la grabación. Terminamos en septiembre con un total de 9,268 fotos, 90 tomas y quedó un cortometraje de 13 minutos con 13 segundos, que es la edición final que se mostrará en el cine.
Realmente este cortometraje está hecho por cinco personas que nos dividimos el trabajo de unas 30. Entre Juan Pablo, Juan Paulín, Kevin Pineda Gould, Alain Silva y yo. El presupuesto son mis ahorros de lo que junté exponiendo en USA, si me esperaba a tener una beca y esas cosas nunca se hubiera realizado. Hacia el final nos quedamos sin lana y Juan Paulín se sumó como co-productor.

P: En cuestión cinematográfica, ¿piensas quedarte un buen tiempo en el stop-motion? o quisieras pasar a otra técnica.

R: He realizado stopmotion porque adoro las maquetas y los muñecos, siempre he creído que cualquier cosa inerte tiene vida. Claro que quiero realizar trabajos con actores directamente, ficción y también algo con títeres y música. Cada trabajo te lleva a conocer nuevas cosas que te motivan a la misma creación, es lo que te mantiene vivo.

image

P: ¿Te has imaginado en un futuro como referencia del cine fantástico? Es decir, que algunos cineastas te tomen como punto de inspiración. ¿Te interesa pasar a la posteridad y el reconocimiento con tu trabajo?

R: Yo creo que por el hecho de estar en esto activamente es claro que te gustaría pasar a la posteridad, poder vivir y que se reconozca lo que haces tanto en tu comunidad como por fuera.
Hay muchas personas por ahí diciendo cosas como “yo no quiero tener éxito”, pero creo que es más una barrera que a sí mismos se ponen, siempre será más facil autojustificar tu mediocridad y quedarte en donde estás, que querer trascender y llegar más allá. Y respecto a lo de ser referente no lo había pensado, jaja, es algo que quizá viene de por medio si haces bien las cosas.

P: ¿Cómo callas a las voces que te dicen que es muy difícil y que lo mejor es no avanzar con cierta idea?

R: No les presto atención simplemente. Como sociedad mexicana somos incrédulos y sumamente negativos y es natural, pero debes creer que la vida y el arte pueden ofrecer nuevas cosas y es algo que mantiene viva la pasión por crear. En lo personal soy alguien que disfruta de llevar la contra, si me propongo algo, hago lo posible para que se realice.

P: Cada que presentas un trabajo y toca el turno de convivir con los medios, ¿cuáles son las preguntas que detestas que te hagan y cuáles son las preguntas que quisieras y no te han hecho?

R: En una ocasión gané un premio de artes y me preguntaron: Entonces eres muy bueno dibujando, ¿cuántos dibujos haces en un día? y se me hizo lo más ridículo, si respondía que cien me verían como alguien increíble, ¿y si decía que ninguno como un idiota? jajaja.
Pero bueno, yo creo que es parte de esto y, en sí, ninguna pregunta me molesta, al contrario, los reporteros no sólo hacen su trabajo sino que de paso se toman la molestia de difundir tu trabajo y me encanta, todo eso de poner cara de Ian Brown y empezar a hablar.
Y respecto a las preguntas pues siempre es como que qué hago, por qué, de qué trata… y está muy bien, pero sería genial que me preguntaran cosas como qué superpoderes me gustaría tener, quién me sentía de niño, porqué odiaba ir a la iglesia y tal. Las cosas que tienen que ver con la niñez me gustan mucho porque yo no disfruté en lo absoluto la mía y tengo pocos recuerdos buenos de ella que no tengan que ver con películas o libros.

image

P: Ahora que lo mencionas, ¿cuál hubiera sido tu infancia ideal?

R: Hubiera sido tirado en Rivendell fumando hierba de la comarca mientras veo elfas danzarinas pasar por ahí, jaja. No creo que exista una perfecta como tal y mucho de lo que hago se debe gracias a eso, aunque si hubiera ayudado tener a alguien en quién confiar y que te escuche, y no hasta que expones en USA.

Además del cortometraje en el FICM, Orozco tiene una exposición en la Galería Pórtico (Aquiles Serdán 477. Centro Histórico) en donde exhibe absolutamente todo el material que se usó en La Hora de los Sueños.

image

Comentarios

comentarios