En principio, si Monarcas pierde los dos siguientes partidos queda totalmente eliminado. 

Monarcas es el único equipo que no depende de sí mismo para asegurar su permanencia. Puebla necesita un punto para asegurar su lugar, Veracruz necesita cuatro puntos para sentirse cómodo y Jaguares se asegura todo si gana ambos partidos.

Monarcas necesita ganarle a Pumas (difícil) en el estadio Morelos y a Monterrey (súper pinche difícil) en su casa. Pero aún con las dos victorias no se salva, necesita que Veracruz o Jaguares no sumen seis puntos.

Si Monarcas gana ambos partidos tiene que esperar a que Jaguares sólo consiga tres puntos y ver el asunto de la la diferencia de goles que está a favor del equipo moreliano.

En caso de solo ganar un partido y perder el otro, Monarcas tiene que rezarle a mil dioses para que Veracruz sume solamente un punto. Esto también obliga a verificar la diferencia de goles.

Si Monarcas empata contra Pumas y Monterrey, necesita que Jaguares no gane ninguno de sus dos partidos, o mínimo que solamente sumen un punto.

Si Veracruz pierde ambos partidos, Monarcas necesita mínimo dos puntos para depender de la diferencia de goles y, quizá, asegurarse su lugar en la Liga Mx. Cosa que se ve realmente difícil.

Aunque suene trágico, Monarcas es el equipo que tiene más dificultad para permanecer en la máxima liga y probablemente, según la estadística, sea el equipo que descienda esta temporada, 17 años después de haber conquistado el título de campeones de liga en el invierno del año 2000.

Fotos: Janik Frías 

Comentarios

comentarios