MTV celebrará este mes como cada año su ritual de coronación a las aparentemente más grandes figuras musicales de la escena actual con los Video Music Awards, evento que extrañamente aún da de que hablar al mundo entero. No es un secreto para nadie que la cadena televisiva que inicialmente se dedicaba a realizar playlist de lo mejor de la música  (y a incomodar a los papás y abuelos persignados) ha perdido el rumbo centrándose en organizar una programación llena de reality shows insípidos y series para pubertos.

Justamente navegando por Tumblr, la red social obsesionada con los noventas por excelencia, me topé con una fotografía de Courtney Love paseándose por la alfombra roja de los mencionados premios bajo una evidente dosis de alcohol y drogas ingeridas.

La fotografía en cuestión fue tomada hace exactamente 20 años, dos décadas de premiaciones que tristemente cada vez han venido a provocar menos, a ofrecer una variedad musical mucho menor y a permitir presentaciones y artistas cada vez más mediocres.

Para comprobar esto solamente hay que hacer una comparación de los encargados de amenizar la fiesta de este año y la de 1995. Mientras que  probablemente el único personaje interesante que aparecerá en el show será The Weekend y su ahora muy característico peinado, en la edición del 95  los VMA pusieron a desfilar frente a las cámaras a bandas como R.E.M, White Zombie y Hole para cumplir con la parte de los guitarrazos, Alanis Morrissette gritaba a todo volumen su primer gran hit YOUU YOUU YOUUU OUGHTA KNOWWWW, Michael Jackson interpretaba un épico medley de sus mejores canciones a lado de Slash y las TLC celebraban ser el primer grupo de color en ganar el en ese momento tan ansiado Moon Man. 

En la alfombra roja Courtney Love deleitaba a los reporteros con sus constantes caídas y sobre todo con su famosa interrupción a una entrevista de Madonna, lanzando su maquillaje a la mega estrella del pop (en un aparente signo de respeto y admiración) mientras ella al ver el desastre prefiere huir.  Justo  por esos mismos años  la tan llamada “reina del pop” pasaba por el hasta ahora más interesante momento musical de su carrera, grabando canciones con Björk y protagonizando vídeos de una digna calidad artística como Human Nature, Bedtime Stories y Take a Vow, este último le valió un Moon Man por mejor vídeo femenino aquella noche de 1995.

Desgraciadamente ahora los premios y el canal en general están muy lejos de alcanzar nuevamente lo que algún día los hizo interesantes. La poca variedad de géneros tanto en los artistas seleccionados para tocar en vivo como en los nominados provocan que cada vez sea menos llamativo un evento que en algún momento se hizo famoso por ser una respuesta directa a las ceremonias de alto prestigio y con reglas estrictas como Los Oscar y Los Grammy.

Lejos quedaron los años en los que Marilyn Manson aparecía con sus enormes plataformas rodeado de policías besándose vestidos en uniformes rosas, Kurt Cobain se golpeaba con su propio bajo en la cabeza  y Madonna se revolcaba por el escenario con su vestido de bodas cantando Like a Virgin.

Hoy en día Courtney Love estando sobria a duras penas saca una canción nueva por año, Madonna intenta ponerse a la moda “twerkeando” haciendo un muy mal intento de dupsteb y sinceramente por como pinta la ceremonia creo lo más extravagante que habrá serán los vestuarios de Jeremy Scott.

Los VMA de este año se transmitirán el domingo 30 de agosto y serán conducidos por Miley Cyrus, quien seguramente de nuevo buscará tener una actitud provocativa mostrando su ya tan conocida lengua. Aquí dejamos algunas de las presentaciones que se llevaron a cabo en los premios de hace 20 años.

 

 

Comentarios

comentarios