La Libertad de Expresión en Internet está en riesgo, pero en esta ocasión no es por culpa de una nueva ley o gobierno, sino de los propios usuarios.

Durante el Campeonato Mundial de la FIFA visité la web de El País más de lo habitual. Ahí me encontré con una crónica cuyo último comentario decía más o menos:

“Usted ha borrado mi comentario anterior porque lo malinterpretó como un insulto. Pero debo decir que en realidad no era una ofensa, cuando yo decía…”

Y después el usuario expone el por qué su mensaje no merecía ser borrado.

La crónica tenía una cantidad impresionante de comentarios eliminados, por lo menos el 60 por ciento. Aun así, entre saltos y recuadros que impedían el acceso, era posible seguir el hilo de una riña entre españoles y americanos por saber quién tenía más dignidad futbolística.

En México la situación no es muy diferente. Los diarios en línea como El Universal, Excélsior y Sin Embargo se han reservado el derecho de borrar los comentarios que no incentiven el diálogo y el debate. El último de los mencionados aclara que no se asusta ante las malas palabras.

Los expertos del área coinciden en que el diálogo, el debate, la exposición libre de ideas, son el corazón de Internet. Un corazón que puede sufrir de un ataque cárdiaco debido a que ha estado bombeando demasiado colesterol en forma de odio.

Resulta difícil saber si Internet elevó los niveles de odio de las personas o simplemente los puso en una vitrina, lo seguro es que debemos ser muy distraídos para no verlos. Alejandro Páez escribió una columna para Sin Embargo titulada Es mucho el Odio, Mexicanos y recientemente Lifeboxset publicó un especial con los comentarios más hirientes que han recibido.

Odio no jesus 2

Resulta interesante esta última postura, ya que Lifeboxset no comparte la política de borrar comentarios, sino que los soportan, por molestos que sean, y hasta intentan tomárselo con humor ¿Una labor en servicio de la comunidad?

Después de Conversaciones a Fondo, Lilly Téllez ofreció una postura tambaleante: dice que los tuiteros tienen derecho de opinar, pero que no termina de leer los comentarios de insultos.

La pregunta a continuación es ¿Los medios deberían darle paso libre a los comentarios de odio para preservar la Libertad de Expresión?

Corey Brettschneider expone una nueva teoría política sobre lo que él llama “opiniones de odio”. Según sus estudios El Estado debe permitir que sus ciudadanos se expresen, respetando la Libertad de Expresión, incluso si estas opiniones de odio se acercan a la discriminación.

¿Cómo es esto?

Un grupo de homofóbicos tiene derecho a expresar su odio contra personas gay aunque en el acto se acercan a violar la libertad de los otros de ejercer la sexualidad que prefieran.

El autor ofrece un triste caso en el que un grupo de religiosos estadounidenses acuden al entierro de un soldado, para vociferar que su muerte fue un castigo de Dios por su homosexualidad.

Brettschneider llega a una encrucijada. El Estado debe señalar que no aprueba las “opiniones de odio” pero no puede censurarlas. Entonces ¿qué hacer? Sesiones de ayuda o la creación de espacios específicos para expresar “las opiniones de odio” son algunas propuestas.

La teoría del estadounidense es política pero puede aplicarse a medios e Internet. De manera que los medios de comunicación no, pero el gobierno mexicano sí estaría obligado a abrir sus canales de Twitter, Facebook, Youtube, para que los usuarios comenten a libertad. Pero también estaría obligado a canalizar a quienes reflejen conductas discriminatorias.

Sesiones de ayuda en los que alguien se pone de pie y dice: “Soy Juan… y soy un troll… y soy racista”.

Aplausos.

Secciones de comentarios divididos en “Odio” y “No Odio”.

¿Suenan como perspectivas agradables? Así decirle incompetente al presidente estaría permitido, pero no decirle que es un incompetente por ser hombre, blanco y heterosexual. Sería una alternativa para que los ciudadanos nos expresemos y la opinión pública encuentre espacios que ya comienzan a cerrarse.

El canal de Youtube de El Gobierno de la Republica tiene deshabilitados los comentarios. Ahí se publicó El Segundo Informe del gobierno actual y antes de eso Conversaciones a Fondo. Entonces el debate se fue a la nota de memes de Sopitas.

Segundo Informe de Gobierno


Imagen proveniente de Tumblr sin fuente específica.

Comentarios

comentarios