Por fin el video de un proyecto michoacano en donde no salen músicos tirados en el pasto o posando en algún bar lleno de niñas. Las cosas se pusieron serias y con ello mucho más profesionales.

Era inevitable que con los años la creación de videos en la ciudad empezará a generar cosas realmente interesantes.
En este caso, el video dirigido por Luis Arceo destaca no solo por la simpleza narrativa que permite rodar sin compromisos, sino también por una estética sobria y tajante.

Vamp5

Lo destacable en Vampiro es el correcto matrimonio entre la visión sonora de Walter Esaú y la esencia visual de Luis Arceo. Ambas, en conjunto, logran sacar lo mejor de cada perspectiva y nos dan a entender que en Morelia hay algo más que simples músicos y fotógrafos amateurs. La especialización, al parecer, ha llegado.

Destaca por mucho el gran trabajo técnico durante la producción y póst-producción del video para lograr un placentero entorno en escala de grises; además de un soberbio uso de la luz natural que logra resaltar el mensaje solitario y depresivo de la última canción del michoacano.

Comentarios

comentarios