Calificación

Por fin una respuesta original ante las tediosas y nada originales "comidas chinas".

9
Comida
10
Bebida
10
Lugar
9
Servicio

Pocos espacios en Michoacán ofrecen algo puramente asiático. En una ciudad en donde las cocinas chinas están regadas cada dos cuadras y su calidad se basa en el exceso de aceite y los bajos precios, muy poco hay de las reales tradiciones de este continente para disfrutar en Morelia.

Por suerte, Japón se hace sentir en un cómodo y amplio salón del centro de Morelia. Se trata de Magari, Cafetería Japonesa, un lugar en donde la simpleza y los sabores originales rinden tributo a todo un país.

La comida realmente auténtica, el decorado nipón y los productos originales hacen de esta cafetería un verdadero trozo de Japón en la ciudad. Al llegar uno descubre rápidamente las bondades de otro ambiente, muy ajeno al que se vive en cualquier lugar de Morelia.

Apenas al sentarse se respira calma y una música muy sutil se escurre entre las paredes. Ideal para la charla y la degustación, Magari ofrece un menú tan tradicional que nos obliga a visitarlos más de dos veces. Entre platillos a base de carnes, arroz y pastas, las opciones siempre están llenas de algún sabor distinto y especial que no se encuentra fácilmente en otros negocios similares.

Lo idea es iniciar con un plato de onigiri, ya sean de atún auténtico o salmón fresco, Magari ofrece un paquete de tres de estas bolas de arroz rellenas por 50 pesos. Ideal para emprender contacto con esta gastronomía antigua.

Además de los alimentos que van de los 50 a los 120 pesos, Magari ofrece un refrigerador lleno de bebidas puramente japonesas, desde tés enlatados, hasta sodas niponas y bebidas poco conocidas en México.

Un lugar ideal para venir en completa soledad o en pareja, con un servicio de meseros completamente capaces y conocedores de lo que ofrecen y una pequeña y asombrosa tienda de curiosidades, souvenirs y juguetes japoneses.

Comentarios

comentarios