Thibaut Courtois tiene 21 años pero su nombre ya es una referencia en el fútbol. No sólo es un gran guardameta, sino que sus resultados, en cierta medida gloriosos y en cierta medida trágicos, llaman la atención sobre el que puede ser un jugador de leyenda.

El saldo de su pasada temporada es haber ganado la liga con el Atlético de Madrid pero también ser clave de la eliminación de su verdadero club, el Chelsea, en semifinales de la Champions League; y para cerrar con broche de oro: caer en la final con un doloroso 4-1.

Aun cuando el dominio de Petr Cech ha impedido a Courtois defender la portería del Chelsea, él lo consideró su equipo-casa antes de que tuviera que parar los disparos de su escuadra en la semifinal.

“Que enfrentemos al Chelsea no es cosa menor, porque aun cuando esté en el Atleti mi Club es el Chelsea”.

 

Se podría decir que esa noche el portero del Chelsea, le ganó al Chelsea.

 

El resultado todos lo conocemos: Courtois fue una pieza clave en el triunfo del Atleti. Entre otras, atajo un remate del capitán John Terry con efecto diferenciador. Se podría decir que esa noche el portero del Chelsea, le ganó al Chelsea.

La ironía, sin embargo, podía tener un alivio: el privilegio de levantar la copa de la Champions.

Así que ahí estaba Courtois, al pie de la portería del Atleti en Lisboa; a dos minutos de ser campeón de clubes de Europa, no con un equipo de su natal Bélgica, ni con el inglés que lo fichó, sino con un español al que llegó por préstamo.

La gloria llegó, no para el guardameta, sino para Sergio Ramos, que empató el partido.

Cristiano Ronadlo Mario Selección Mexicana

Thibaut Courtois Cristiano Ronaldo

Luego entraron otros tres goles. El último de ellos, ya prácticamente innecesario, fue festejado por Cristiano Ronaldo como un Mario Balotelli.

“Es una pena que Ramos anotara”, resumió de Thibaut después del partido.

En los próximos días otra pena puede caer sobre él: la de dejar las filas del Atleti y quedarse en la banca. Según sus declaraciones, lo que más le importa en este momento es jugar, seguir sumando minutos de experiencia, pero de regresar al Chelsea esto sería poco probable.

“Tengo un gran respeto por Petr Cech. Es uno de los mejores porteros del mundo, así que creo que ponernos a los dos en el mismo equipo no sería lo más saludable del mundo”, se sinceró el subcampeón de Champions para la BBC, consciente de que estuvo muy cerca de ganar La Orejona y ahora ni siquiera sabe si tendrá minutos-campo.


Esta historia fue publicada originalmente en Satélite Sports el 26 de mayo de 2014.

 

 

Comentarios

comentarios