Hace un par de años, cuando estaba en Celaya,  José “Gallito” Vázquez era un desconocido, hoy es contención de México y parte del bicampeón León.

Con perfil bajo,  Juan José “Gallito” Vázquez, sin ser el centro de atención, con problemas de VISA y salido de la nada (Celaya de Ascenso), se adueñó de la contención mexicana, misma que ha sido ocupada por nombres legendarios de la selección mexicana: Gerardo Torrado, Alberto García Aspe, Pavel Pardo y Marcelino Bernal.

¿Pero qué tiene “Gallito” que hace que se adueñe de la solvencia de la Selección Mexicana? La respuesta es sencillez, hablando en el aspecto de que es un jugador  que es fiel al juego sencillo, que es lo más complicado que hay en el mundo. Bien lo dijo Johan Cruff: Jugar al fútbol es muy sencillo, pero jugar un fútbol sencillo es la cosa más difícil que hay”.

Y esa es la virtud de Juan José, jugar a un máximo de dos toques, tres toques te hacen un jugador con vicios, dos toques te convierte en jugar bueno. Pero el “Gallito” lo tiene bien claro, lo juega a un toque y eso lo hace un jugador exquisito, el que ve el momento adecuado,  tiempo exacto y sin titubear al dar un pase y por consiguiente no lo erra.

Y lo remata de manera certera César Luis Menotti: ” El fútbol es sencillo, uno es quien se lo complica”

 

Un fútbol limpio y sin adornos que fructífera en avances del conjunto tricolor… ¿Habrá ganado el puesto titular si el “Negro” Medina no se hubiera lesionado? Ni Dios lo sabe,  lo cierto es que Juan José Vázquez  se mostró convincente desde los juegos de preparación y ahora en el juego inaugural contra Camerún mostró sus hechuras y confirmó de que madera está hecho.

Al final un gol de Oribe Peralta le dio la vitoria a la selección nacional, pero el bastión del tricolor se llama Juan José, le dicen el “Gallito” y su apellido es tan sencillo y efectivo como su fútbol,  Vázquez.

José "Gallito" Vázquez

Comentarios

comentarios