Una de las series insignia para comprender el mundo de la publicidad (y la infidelidad en todas sus formas) es Mad Men. Entre humo de cigarro, whiskey como cascada y hombres con cera en el cabello, la agencia Sterling-Cooper ofreció varias campañas publicitarias increíbles.

Una de ellas, y que raramente no convenció al cliente, fue la que Don Draper ofreció a la empresa Heinz. Los clientes querían que su icónica botella de catsup apareciera en las imágenes que colocarían en los diarios más importantes de la época, pero la agencia les propuso quitar lo obvio y llamar a la imaginación del consumidor con la frase pass the heinz.

Ahora, en un hecho inédito, la creatividad de los guionistas de la serie ha quebrado el molde y ha sido valorado por la empresa real Heinz para usarla en este 2017 como campaña publicitaria. Se trata del primer caso de publicidad de una serie de televisión que logra venderse en el mundo real.

Con esta buena noticia surge la duda si Lucky Strike, Ford o los hoteles Hilton voltearán a ver las increíbles propuestas que Mad Men le mostró al mundo en sus seis temporadas.


 

Comentarios

comentarios