Un lugar, que va más allá de una fachada.

Dentro de la Col. Obrera, entre pendientes pronunciadas, casas de cantera y costumbres transgeneracionales, se encuentra un santuario cultural donde fluye la consciencia, el arte y la fraternidad. Lugar, que dentro de sí, resguarda un cúmulo de historias que se han contado, se cuentan o se contarán. Espacio atemporal, donde puedes cautivar tus sentidos con obras de teatro, música, pintura, proyecciones de cine, etc.

Foro 4-9675

La contraseña de llegada consiste en la activación del timbre señalado por un anuncio que nos muestra el nombre de este lugar: “Foro 4”. Seguida de la caída de un pedazo de unicel, que alguna vez, quizá, no tuvo una agujeta amarrada a sí, y al otro extremo se encuentra la llave con la cuál podrás ingresar.

Un pasillo oscuro, señales de tránsito recargadas en las paredes, maniquíes roídos por el tiempo, juguetes mutilados y un consultorio homeopático, te muestran la entrada a este recinto donde te esperan todo tipos de sorpresas.

Foro 4-9630

Subiendo las escaleras, nos topamos con tantos detalles que nos cuesta poner atención a cada uno de ellos: máscaras de todo tipo, fotos de diferentes presentaciones, muñecos de utilería, placas de automóviles, pinturas, dibujos, esculturas, vasos, copas, botellas, carteles y más carteles anunciando el trabajo de Foro 4, constancias, reconocimientos, diplomas que muestran una larga  trayectoria de casi 21 años. El sentarse en cualquiera de los 10 sillones (que se encuentran escalonados para evitar la molestia de cabezas despeinadas obstruyendo la vista), comprende ya el inicio de la experiencia artística que está a punto de comenzar.

Foro 4-9625

Los miembros de Foro 4 salen al escenario, sus caracterizaciones comienzan a llevarte a un diferente lugar, a un diferente tiempo. Vuelan las palabras al viento, son recogidas por gesticulaciones y movimientos corporales que en simbiosis nos otorgan un deleite de imágenes y sonidos orgánicos, lo que vulgarmente se le llama: el teatro.

Foro 4-9612

Al finalizar la función, no termina tu recorrido. Aún puedes disfrutar de la convivencia fraternal que te ofrece todo Foro 4. (Sin mencionar dos o tres cervezas). Pláticas que fluyen de diversas maneras y en diferentes temáticas, te obligan a no abandonar el lugar, corren los minutos sin darte cuenta que es necesario ya pedir un taxi. Entonces, ha llegado el fin de tu visita a Foro 4, lugar que siempre te esperará con las puertas abiertas, ofreciéndote una buena obra dramatúrgica, un pequeño concierto o cualquier actividad que despierte tus sentidos.

****

Foro 4, es un colectivo fundado por Sergio Camacho en 1994, creado para poder llevar la cultura y el arte dramático a toda la sociedad. Desde el 293 de la calle Cecilio García, en la Colonia Obrera, han logrado transmitir su amor al teatro en incontables ocasiones, haciendo vibrar a niños y grandes, con adaptaciones de Juan Rulfo, Gaspar Aguilera, Charles Bukowski, Adam Guevara, Jairo Aníbal, Ramón Martínez Ocaranza, Subcomandante Marcos, etc. Superando aún las fronteras de este país, teniendo varias presentaciones en Latinoamérica.

Foro 4-9497

Pocos lugares y grupos ofrecen en nuestra ciudad lo que nos ofrece Foro 4, ya que, los teatros más conocidos e “importantes” de Morelia son ocupados por telenovelas trasladadas al teatro de Televisa, shows de “Solo para Mujeres”, comediantes que su único recurso es la vulgaridad, obras de teatro orientadas al albur y la degradación sexual, y más y más insultos al intelecto humano.

Es aquí donde las carteleras alternativas sacan a relucir una cara diferente del arte en Morelia, donde nos demuestran que aún hay espacios, actividades, eventos que pueda fomentar la cultura dentro de la sociedad moreliana.

Foro 4 con estás dos décadas y un cachito, ha logrado efectuar un cambio en la vida artística de Morelia, tal vez no a una gran escala, pero si tocando corazones de todo aquel que asiste a ver su trabajo, que al salir de esa sala, teatro, plaza, calle, su vida ha sido inspirada por estos dramaturgos en niveles insospechables.

Foro 4-9606

Cronica por Iván Jasso, fotografía Janik Frías 

Comentarios

comentarios