Christian Verduzco es organizador de conciertos, tiene un programa de radio llamado Indie Life y una columna en un diario local. A pesar de no dedicarse tiempo completo a la promoción musical, se ha ganado un lugar privilegiado en Morelia. En alianza con Cactux ha realizado una serie de conciertos con bandas nacionales que ya cuenta seis meses y recientemente eligió a las bandas locales a presentarse en la edición actual de La Yoshokura.

Charlamos con él sobre Cactux, La Yoshokura, la escena local, los conciertos de hace veinte años y el resultado es una amplia conversación en la que se mencionan cerca de cuarenta bandas y funciona como una pequeña revisión de lo que ocurre local y nacionalmente.

Satélite Media: ¿Ya tienen seis meses de conciertos en Cactux?
Christian Verduzco: Híjole, la verdad no me acuerdo, comenzamos con el evento de Elis Paprika, que si no mal recuerdo fue en marzo. Entonces sí.

El proyecto como lo presentamos era que íbamos a estar todo lo que restaba del año en una alianza estratégica Indie Life y Cactux, en donde ellos iban a aportar la parte del lugar y yo la de logística y de administración y negociación con las bandas.

Básicamente lo que se viene es URSS Bajo el Árbol, que antes viene Espumas y Terciopelo, Yokozuna junto con De Nalgas y estamos por cerrar, pero es muy probable que venga de nuevo Felipe el Hombre y estamos intentando gestar un festival.

SM: ¿Un festival?
CV: Algo tipo el Gastrocervecero pero que tenga más enfoque a la música, obviamente al rock y sus variantes, pero que la música sea más esencial que la gastronomía. Y que además no sea nada más de cerveza, seguramente meteríamos también mezcal.

La intención sería darle seguimiento a esas bandas que les fue chido con nosotros y traer por lo menos una o dos bandas que pudieran  ser esas bandas gancho, por las que la gente pagaría para entrar al festival.

Pero eso todavía se está platicando porque tendríamos que contar con el apoyo de la cervecería y la cervecería ahorita no tiene mucho presupuesto, precisamente por La Yoshokura.

SM: ¿Qué antecedentes tienes de ciclos largos de conciertos en Morelia?
CV: Sí tengo conocimiento de hace veinte años de la escena. Pero yo no recuerdo, cuando menos un lugar donde hubiera de manera continua tantos eventos, y más bien era muy esporádico que hubiera bandas de corte nacional o que fueran de mediana categoría. Antes, hace veinte años, venían sólo bandas grandes como Fobia, Molotov, y lo tenía que pagar el gobierno. Venían a la plaza.

Alguna vez vino Quiero Club cuando iba empezando La Caldera, pero no había una continuidad.

De cuatro años para acá que yo podría hablar de buena fuente por estarlo viviendo… bueno, productoras no hay muchas y algunas ni siquiera están bien constituidas.

Satélite ha hecho varios eventos. Salvajenada son unos chavos que están produciendo eventos de manera peculiar, con un toque muy personal.

La gente de Akûma que no son una productora como tal pero pertenecían al colectivo Los Grises.

Valentine Blue se han aventado a hacer eventos de metal o de electrónica con Robots Don’t Have Sisters. Y es lo que más se asemeja a lo que hace Indie Life, que en esta alianza con Cactux es una serie de conciertos, cuando menos un evento al mes, con una banda con un corte medianamente conocido a nivel nacional y que no necesariamente sea rock. Podemos tener algo tan pop como Elis Parpika o Vanessa Zamora.

Cuando vino Jack & The Coward Committee, vinieron unos cuates que se llaman Tigre, que creo que es una banda que tenemos que volver a traer, es un power dúo que tocan brutalmente increíble, que dejaron de tocar porque rompieron la batería…

Troker-0647 Indie Life entrevista

SM: ¿A qué retos se han enfrentado en estos seis meses?
CV: En promedio a la semana nos llegan como tres o cuatro propuestas de bandas que nos invitan a escuchar su música o nos invitan a traerlos y ahí es donde nosotros tenemos que decidir. Porque hay muchas bandas que son muy buenas pero que nos hemos limitado a traerlas porque cuando nos hemos aventado a traer bandas buenas pero que no son tan conocidas nos topamos con que la gente no asiste aunque lo estemos dando muy barato.

Esa situación teníamos con USS Bajo el Árbol, finalmente negociamos que la parte económica fuera diferente para poderlos traer.

Ya hemos tenido una situación respecto a uno de los principios, que era: que por lo menos tocara una banda local.

Llegó un momento que se nos cerró la puerta porque en nuestro espectro ya no teníamos alguna diferente que no haya tocado con nosotros y que esté ad hoc a lo que vamos a traer…

En Cactux siempre, mientras esté en las posibilidades, se trata de remunerar a las bandas y si no se puede… por ejemplo… a estos chavos de Biavovit y Falacia no se les pagó un quinto por tocar con Comisario Pantera pero tiene programadas cada banda una tocada donde pueden cobrar un cover y todo va a ser para ellos.

Entendemos que si nosotros sangramos a las bandas van a saltar, tarde o temprano van a brincar y a soltar “En Cactux no pagan”, “En Cactux te explotan”. Antes de la presentación de su disco, a Expedición Humboldt les pagaron $2,000 seguros más todo lo que entrara de cover. Se habrán embolsado $5,000 y eso está difícil. Bandas que vienen de México a veces no se llevan esa cantidad de dinero.

SM: ¿Qué resultados han obtenido en estos seis meses?
CV: Primero que nada, existen distintos tipos de resultados ¿no? Podemos decir los que son tangibles e intangibles. Respecto a los resultados intangibles creo que hemos acostumbrado a la gente a tener de manera periódica eventos de calidad y a que puedan guardar esos cincuenta pesos que pudiera costarle para asistir.

Hemos aportado a la escena local el ir acostumbrando a la gente a pagar, a que no todos los eventos son gratis. A tener eventos que no sean de: “vas a ver a una sola banda, una hora y te vas”, sino procurar que sean tres bandas presentándose.

Otro resultado que se ha visto es que la gente que maneja a las bandas fuera de Morelia definitivamente ya ubican a Morelia y a Cactux como un venue que debes de visitar. No estoy hablando de Molotov… pero, por ejemplo, trajimos a Elis Paprika y ella le recomendó a Mon Laferte venir y ella a Vanessa Zamora que ya había venido. Ellas son un grupito de chavas que están echándose la mano unas a otras y la única que nos falta traer es a Renee Mooi.

Hasta Banda de Turistas nos contactó por medio de la recomendación de Troker y es algo que nosotros no pedimos.

Estamos pensando en traer a Le Butcherettes, nada más que como Teri Gender Bender trae el proyecto de Antemasque no se ha podido.

Sinceramente, Wakks de Los Manejadores nos llamó para decir “es que queremos hacer un evento pero las personas con las personas con las que hemos hecho eventos en Morelia no han sido serias con nosotros, entonces queremos por lo menos intentar con otras personas”.

SM: Cuéntanos de Comisario Pantera, cuyos boletos se acabaron muy rápido y tuvieron que abrir otro concierto para el mismo día. ¿Es la primera vez que ocurre?
CV: Es la primera que ocurre, pero también tiene una situación porque el venue es muy chiquito: caben 200 personas. Te das cuenta de que Comisario Pantera tiene sus fans y no son sólo chavitos, había gente adulta y personas que fueron a eventos más alternativos.

Aquí el logro hubiera sido, por ejemplo, haber llenado Cactux para el evento de Troker. Debo decir que, desde mi punto de vista, es la mejor banda que hemos traído y desgraciadamente no se llenó y no se llenó porque aún hay gente que no conoce a Troker. A pesar de que es la única banda mexicana que ha tocado dos veces en Glastonbury. La otra es Rodrigo y Gabriela, pero tiene de mexicano lo mismo que U2

Sin embargo, en el caso de Comisario Pantera hubo gente que ya no fue a la primera función (la función extra que se abrió para quienes no entraron a la principal), porque ya no le latió que no se presentaran las demás bandas, pero no podíamos hacerlo por cuestión de tiempo.

Fue muy reconfortante, pero debo decir que a la siguiente no haría un segundo concierto. Más bien me gustaría, a lo mejor va a sonar feo, pero me gustaría que hubiera gente que se quedara afuera ¿por qué? Porque peleamos el anticipar la compra y aprovechar el precio de pre venta.

Algo que caracteriza a los eventos de Cactux es que son muy íntimos. Por muy lejos que estás del escenario son cinco metros, te garantiza tener una interacción directa con la banda, así que si eres realmente fan de la banda no puedes dejar de ir. Todas la bandas se bajan del escenario y ya no las dejan irse, ya no se van ni al camerino porque ellos ya se sienten a gusto, nos dicen: “tráiganme una cerveza, aquí firmamos autógrafos y platicamos con la gente”.

Comisario pantera-2398 Indie Life entrevista

SM: Tienes una relación muy cercana con las bandas locales.
CV: Sí, nuestro programa de radio (Indie Life) está abierto a quien quiera presentar su canción o un evento.

SM: Y por ese contacto hiciste la curaduría de bandas locales de esta edición de La Yoshokura.
Sí, Chucho Barragán, que es como el administrador de La Yoshokura, pero hay mucha gente detrás, mucha. Con él ya habíamos trabajado produciendo otros eventos. Produjimos San Pascualito Rey junto a Jack and the Coward Committee, otro evento previo Torreblanca con Vanessa Zamora.

Chucho sabe, él reconoce, y lo ha reconocido en frente de las bandas, que él sinceramente tiene mucho desconocimiento de las bandas locales. Reconoce que no es su enfoque. Entonces él me dice: “tengo seis espacios para seis bandas morelianas que tú consideres que deben estar acá”. No las mejores, hace ratito lo dije. Hay algunos que se quedaron fuera porque no están ad hoc para el evento. Yo sé quiénes son cumplidos y quienes son más profesionales que otros.

No dudé en decir Los Caviars, ellos ya tenían un vínculo. Teníamos la computadora y estuve mostrándole los materiales de las bandas, en ningún momento me dijo que alguna no. Todas las iba palomeando. Hay un proyecto que me gusta mucho y él decía que yo no lo quería: Axel Catalán, es de las personas que tienen un proyecto más original de Morelia. Una música muy urbana, muy de neta. Ahora con una batería, bajo y guitarra. A algunas canciones les dan dan un toque como Black Keys pero tirándole a las letras de Juan Cirerol sin esa onda de corridos sino de contar las cosas como son: que la novia lo dejó, que no tiene lana para comer, que tiene que chambear, pero que le vale madre la vida, ¿no?

SM: ¿Cómo fue la respuesta de las bandas que seleccionaste para La Yoshokura?
CV: Todas me dijeron que sí a la primera. Porque saben que aquella bronca que hubo, en realidad fue una bronca que se compró solita la gente, en la que La Yoshokura junto con unos chavos de una productora hicieron un concurso de bandas donde La Yoshokura sólo ponía el nombre.

Como no había habido un concurso de ese tipo en donde les cobraban por entrar, tenían que vender boleto y prácticamente el que vendía más boletos ganaba, como un concurso de likes… muchos se ofendieron, pero era como un llamado a misa, van los que quieren y los que no, no.

En esta ocasión no hay dinero de por medio, al único que se le van a dar $200 es a Axel Catalán porque él sí no trae ni en que moverse. Pero lo veo positivo porque a las bandas se les dio su lugar. Axel está ates de Los Románticos de Zacatecas.

Simplemente el hecho de que las bandas pueden vender su mercancía es otro plus. Se les dijo que llevaran sus discos, que llevarán sus demos y los repartieran, porque además va a venir prensa nacional.

Yo soy el primero en decir que debes cobrar por lo que haces, pero saliendo de la escuela  yo trabajé dos años de a gratis. Ciertamente no debe ser permanente.

Alguien dirá ¿Qué gana Indie Life por andar curando bandas morelianas que estarán en La Yoshokura? ¡nada! ¿Qué me den mis boletos? Yo estoy acreditado, de todos modos iba a ir. Pero si todo esto sale bien, Indie Life seguirá ganado puntos con las mismas bandas.

SM: ¿Cómo ves la escena en este momento?
CV: Yo sé lo dije directamente a Dekis, a mí sí se me hace que el problema es inflar demasiado a una banda como Expedición Humboldt que, para ser honestos, hasta este momento, no han hecho nada. Sí tiene un buen material pero no creo que sea algo muy original, yo les dije en mi programa cuando fueron que no se ofendieran pero a mí me sonaba como a Porter , con otros elementos pero a Porter. Y me respondieron que las habían dicho, que seguramente era por la voz de Aquiles.

No digo que no sean buenos, a mí me gustan mucho. Pero el hecho de que Dekis mencione en su texto que es lo mejor que ha salido de Morelia, yo puedo decir que ni siquiera ha salido. No han tenido una sola tocada fuera de Morelia.

Alguien dijo en su momento que ni siquiera había escena aquí. Yo considero que aunque haya bandas culeras… es escena. Yo sí creo que hay y que es un conjunto las bandas, la gente y los lugares en los que tocan. La casa de tu tía que está sola y donde tocas se convierte en un foro, entonces hay escena.

La escena está en un buen momento. No hemos tenido una banda moreliana que rife a nivel nacional y no sé si la vayamos a tener pero el hecho de que haya bandas como Jack que se codea con Felipe el Hombre, Cirerol, Sierra León.

SM: Pero está la desintegración de Akûma y Bufó Bufó…
CV: Decía Expedición Humboldt que no tienes que salir de Morelia para rifarla a nivel nacional y estoy de acuerdo. Troker no tiene que irse al D.F para rifarla pero no sé cómo le hicieron para ir primero a Glastonbury sin ir al circuito de bares de la capital. Son garbanzos de a libre pero es difícil.

Akûma, ésa sí. El mejor producto de Morelia es Akûma y no descarto que se vuelvan a juntar. Akûma es la única banda que ha logrado que los firme un sello internacional. Se habla de que Intolerancia pueda firmar a Expedición Humboldt. Pero Akûma tuvo sus canciones en una plataforma como iTunes y editaron vinilos.

¿Cómo está la escena?

Yo la veo muy bien. Hay lugares que jamás hubieras pensado que iban a voltear a la escena de acá y ya lo están haciendo.


Fotografía: Janik Frías.

Comentarios

comentarios