Nada humano me disgusta, señor Shannon, a menos que sea cruel, violento- La noche de la iguana

 

Hoy en día Lady Gaga sin problemas habla sobre su bisexualidad, Ricky Martin presume de su familia perfecta en todas sus redes sociales y a heterosexuales como Nick Jonas les funciona muy bien coquetear con la comunidad gay posando apretándose el paquete para portadas de revistas como la Out Magazine.

Sin embargo, previo a la era del Love Wins una “salida del clóset” representaba más un escándalo que un acto de valentía y las consecuencias podían llegar a ser tan grandes como perder toda una carrera artística.

Uno de los mejores ejemplos es la forma en que se obligó al recién fallecido George Michael a salir del clóset. En 1998, después de mantener su vida privada en secreto por casi 20 años, George Michael fue acusado de realizar “actos obscenos” en un parque de Beverly Hills por un policía que aseguraba el cantante lo había incitado a tener sexo en los baños del lugar.

Pienso que una de las mayores atrocidades que puede sufrir una persona homosexual es que se le orille a admitir su orientación sexual cuando aún no se siente listo. Como dice Maura en Transparent It is so hard when someone sees something you do not want them to see”.

anigif_enhanced-933-1411533469-1

Lo interesante de la situación fue la forma en que reaccionó George Michael. Para calmar la tensión, en lugar de lanzar un vídeo con un mensaje cursi de aceptación y amor (como Ricky Martin cuando aprovechó su salida del clóset para lanzar Lo mejor de mi vida eres tú), George tomó la rabia que supongo le hizo sentir el ser obligado a hablar sobre una situación que no le interesaba compartir, y realizó Outside, un vídeo “descarado”, divertido y sensual.

No sé en otras partes del país, pero en Michoacán me ha tocado escuchar que los heterosexuales  conservadores se refieren a los homosexuales como “descarados” cuando son más afeminados o sin problemas hablan de sus experiencias sexuales.

Con Outside, George Michael hizo una declaración liberadora y “descarada” que además de celebrar que se encontraba ya “fuera” demostró que George no tenía ningún problema con vivir su sexualidad a su manera, incluso si eso significa tener gusto por sexo al aire libre  y encontrar diversión en los baños públicos.

El vídeo me parece una pieza importante sobre todo hoy en día, donde en medio de una batalla por el derecho a la familia y adopción se quiere satanizar algunas de las prácticas más viejas de la comunidad gay como el cruising y los cuartos oscuros.

Prueba de ello es, particularmente en el caso de Morelia, Michoacán, el cierre de varios bares y “cyber cafés” donde hombres pueden acudir a satisfacer sus deseos sexuales como George Michael en los baños donde fue arrestado.

Las organizaciones LGBTTTIQ no levantaron ni un dedo ni se indignaron como cada que al Papa o a Norberto Rivera se les ocurre decir en pocas palabras que “ser gay está mal”, lo cual me parece sinceramente una gran hipocresía.

No se puede luchar por derechos humanos o inclusión dejando de lado aspectos donde aún existe discriminación e inseguridad. ¿No es a final de cuentas tan derecho humano el querer tener una familia como el querer vivir tu sexualidad a tu manera sin que nadie te moleste?

George Michael tenía muy en claro esto y lo plasmó a la perfección en Outside, tomando una actitud desafiante ante una situación contra la que muchos en su lugar se hubieran desmoronado. En su momento pudo parecer que se estaba burlando de sí mismo, pero creo que en realidad estaba demostrando al mundo que no había nada de malo en ser un “dirty filthy fucker” como el mismo lo dijo.

Hasta pronto George Michael, tu legado no morirá.

Comentarios

comentarios