El Clásico Español de dos

Una vez más, los ojos de más de 400 millones de personas alrededor del mundo serán testigos de uno de los partidos más importantes del planeta: el eterno Clásico Español entre Real Madrid y Barcelona donde la mesa está puesta principalmente del lado de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los dos más grandes referentes del fútbol a nivel mundial.

El Clásico Español es uno de tantos duelos de 90 minutos que se consideran “más que un partido”. El origen de este Clásico comenzó allá por el año de 1902; Madrid y Barcelona eran equipos prácticamente nuevos, recién saliditos de los feudos españoles y hasta la fecha, todos y cada uno de estos partidos han adquirido gran importancia y misticismo a través de los años.

Hablar en general de la historia del Clásico Español luce imposible; recordar a Hugo Sánchez que se coloca como uno de los mejores 15 goleadores en esta etapa es digno de recordar pero, para las pocas líneas que tenemos aquí nos concentraremos en el que viene, en el presente, el del 25 de octubre en el Bernabéu donde se enfrentarán los dos más grandes monstruos del balompié mundial: Messi y Cristiano.

Todo el mundo habla del Clásico Español del próximo sábado, en los paneles deportivos se pone sobre la mesa, en el videojuego de FIFA es de los más solicitados, en Twitter es trending topic y por supuesto en redes sociales es una bomba atómica que llega a todos lados y hasta las marcas cansan con este cotejo, pero claro, como todo cotejo importante, lo que importa es que este partido vende y vende muy bien.

Para nosotros serán las 11 de la mañana, para otros la madrugada pero para los españoles será la noche más sagrada del año, la última para ser precisos. Los madridistas estarán habidos de un triunfo sobre el acérrimo rival (donde por cierto el D.T del Barcelona jugó para el Madrid y por supuesto que clavó una diana en contra del que ahora dirige).

En México se habla del Chicharito, entre café y café se discute sobre la posible titularidad del mexicano pero desde la mente maestra de Ancelotti está claro que Hernández es un recambio de lujo, aunque no dejemos de lado la remota posibilidad de que se presente en el 11 inicial, en Costa Rica la resignación por ver a Keylor Navas en la banca es tremenda, Iker es el dueño del marco Blanco aunque se equivoque mil veces.

En Europa y el resto del mundo la discusión no está en el duelo entre RakitićModrić, compatriotas y rivales, ni en el cara a cara Pinto vs Iker, ni en el XaviIniesta vs JamesKroos; está centrada en las capacidades tácticas, técnicas y demás de CR7 y Messi, dos goleadores que pelean palmo a palmo en la UEFA Champions League por el récord de 71 goles impuesto por el “Ángel de la Casa Blanca”: Raúl (Cristiano  70 y Messi 69).

Aparte, el Bernabéu puede pintarse de Azulgrana en un hecho histórico para el fútbol español, en caso de que Messi anote un gol más en la Liga BBVA estaría igualando al récord de Zarra impuesto desde 1955 con 251 dianas. Por semanas se pensó en hacer homenajes y demás a Messi en el Bernabéu por este récord y bien merecido lo tendría en caso de anotar en la misma casa de su rival más directo y que quede asentado en la estadística que fue ahí, en el Bernabéu y con el pie de un atleta con colores distintos.

Por su cuenta Cristiano no se quedará atrás, el lusitano anda de vena y se ha lucido durante los primeros 8 cotejos de la Liga con 15 anotaciones, un promedio de casi 2 goles por partido. Cristiano anda imparable y ante su gente podría quitarle lo invicto al Barcelona que tendrá una arma secreta muy, muy mortal: Luis Suárez.

El uruguayo ya está para jugar y puede debutar el próximo sábado. Vamos a ver qué nos espera en el Bernabéu, lo que si es seguro es que este partido nunca falla.

 

Comentarios

comentarios