Carlos Salcido, defensor y contención forjado en Chivas anunció su retiro de la Selección Nacional Mexicana y a partir de ahora, será un jugador no convocable para el proceso que vivirá el estratega Miguel Herrera rumbo a la Copa Mundial de la FIFA de Rusia 2018 a pesar de haber aparecido en la primera lista para los encuentros ante Chile y Bolivia.

El legado de Carlos Salcido

Carlos Salcido se forjó en Chivas, la historia cuenta que apareció por primera vez en un duelo de prueba de las fuerzas básicas del “Rebaño” con una credencial no oficial, de ahí que los visores del club tapatío se deleitaran con su juego defensivo-ofensivo para llevarlo hasta los campos de la primera división profesional.

El defensor nacido en Ocotlán es de los pocos futbolistas en el mundo que han debutado a una edad tardía. Salcido lo hizo en el 2001 cuando tenía ya 21 años de edad, incluso su padre no tenía conocimiento de este hecho y le cayó de sorpresa verlo debutar en el Estadio Jalisco.

Su gran paso por Chivas lo forjó con un gran defensor lateral, poco a poco fue encarrilando su éxito hasta llegar a la Selección Nacional Mexicana donde mostró su gran nivel en la Copa Confederaciones del 2005, precisamente ante Argentina donde uno de sus desbordes desde los linderos del área culminó con una obra maestra suya.

Su constancia lo llevó a disputar la Copa Mundial de la FIFA del 2006 la de Sudáfrica 2010 y la de Brasil 2014. Emigró al continente europeo en 2006 para triunfar con PSV y Fulham donde nunca se “arrugó” con ningún criterio.

Salcido obtuvo su más grande logro en Londres 2012 con el Tricolor al coronarse en la Gran Final por el Oro Olímpico ante Brasil.

El ahora futbolista del Rebaño anunció su retiro de la Selección Mexicana a quien se entregó en cada partido. Adiós para Carlos Salcido del Tricolor que seguramente lo extrañará siempre.

Aquí sus mejores momentos con el Tricolor:

 


 

Fotografía: Getty para FIFA

Comentarios

comentarios