¡Deftones!, ¡Deftones!, ¡Deftones! ¡Deftones!, ¡Deftones!, ¡Deftones! y así durante 10 minutos… Y entonces regresaron y el espíritu de la masa se vio doblegado, complacido, agotado, feliz. Esa es la breve descripción del recuerdo del último concierto de Deftones en el que pude estar, sólo, alejado de los otros, observando, entretenido, también feliz al final del concierto.

Pero, ¿Cómo se descubre una banda así? ¿Cuando el Internet y el intercambio de música no era tan común? En 1995 José Saramago estrenaba ‘Ensayo Sobre la Ceguera‘ y yo escuchaba ‘Bored‘ por primera vez en vivo. (¿Debería escribir ‘Papá’ o ya pasó de moda?) Bueno, la cosa es que ahí estaba yo, frente ‘Bored’, con un raspatito en la mano (creo) y el cambio de las tortillas en la otra.

Al terminar la canción, los integrantes de la banda me sorprendieron viéndolos por la ventana, el lugar estaba justo al lado de la tienda donde compraba mis raspatitos y los piquines y todas esas madres que se come de chaval, allá en un Fraccionamiento cerca de donde ahora está Wall-Mart y Cinepolis. No me hicieron caso, ni se inmutaron, me fui. La vida siguió para mi. No sabía que es lo que había escuchado pero me gustó.

Para hacerla corta, unos ‘camaradas’ formaron una banda, se ponían a ensayar y quemar mota y entonces, un día, decidieron tocar esa misma canción, yo tenía 15 años y corría 1998. Al escuchar las primeras notas de la canción la reconocí de inmediato y puedo jurar que paré el jam para preguntar sobre el nombre de la canción y un vendaval de preguntas más.

¿Es de ustedes? ¡Ah! De Deftones, chido. ¿Y eso de dónde son? ¡Ah! Gringos, orale. ¿Tienen más discos? ¿Neta? Pues rolen. Y rolaron. Deftones ya tenía 3 discos y yo me quedé enganchado… hasta hoy. La banda de Chino Moreno y cia. se presentará en México un vez más, así que aquí les rolo 20 canciones para los amantes de la Señora Nostalgia y también, para los que apenas traen el cambio de las tortillas en la mano y aún no saben nada del mundo.


butcher

Comentarios

comentarios