Calificación

6

Con una nueva historia y un nuevo elenco, dejando fuera completamente a Shia Labeouf, Michael Bay regresa a la pantalla grande para mostrar una trama ubicada cuatro años después de los eventos ocurridos en Transformers Dark of the Moon. Después del incidente de Chicago, los Autobots están siendo severamente perseguidos por el gobierno, quien busca destruirlos a toda costa. Por ello, la percepción sobre esta amigable raza de robots gigantes ha sido distorsionada, y la gente es alentada a  reportar cualquier vehículo sospechoso. Puntos extras, si ese vehículo sospechoso resultara ser Optimus Prime, quien es el principal objetivo de la caza y cualquier rastro suyo sobre la tierra parece haber sido borrado.

Es en este escenario donde nos encontramos a Cade Yeager, un mecánico – inventor frustrado – y sobreprotector padre, envuelto en problemas de deudas hasta más no poder, interpretado por un estereotípico Mark Walhberg. Es a partir de aquí, a los pocos minutos de iniciada la cinta, que las fallas comienzan a evidenciarse: Walhberg representa todo el cliché de héroe de acción americano, aquel hombre que vio sus sueños frustrados y ahora busca darle lo mejor a su única hija, a la cual, evidentemente le prohíbe tener novio y cualquier contacto con el sexo masculino que pueda llevarle a repetir los errores de su padre y no terminar sus estudios. Sin embargo, como era obvio, la chica bonita de la cinta – porque ese es básicamente el papel que desempeña Nicola Peltz, tal y como lo hicieran Megan Fox y Rosie Huntington en el pasado – resulta tener un novio escondido quien, al conocer a su padre, desatará la ya tradicional riña “padre vs. yerno no deseado”.  Además, y continuando con los clichés, nuestro personaje principal se verá envuelto a lo largo de la cinta en un gran dilema: ¿Apoyar a los Autobots que están al borde de la extinción y que, al parecer, quieren ayudar a conservar la raza humana, o apoyar la lucha que sus compatriotas han iniciado y cooperar en el exterminio de los Autobots?

¿Lo bueno de Transformers La Era de la Extinción? Los breves minutos que podemos ver a los “creadores” o Dinobots

Por si eso no fuera poco, los personajes caricaturescos también se extienden hacia el lado de los villanos, principalmente hacia Stanley Tucci, quien da vida a un emprendedor diseñador que intenta recrear a sus propios Transformers gracias al uso del “Transformium”, metal del que están hechos nuestros queridos robots gigantes – sí, se rompieron la cabeza pensando en un nombre –. No sólo él sino toda su empresa ficticia, KSI, terminan siendo una gran parodia de Steve Jobs y su imperio de Apple, lo que nos lleva a la gran e inminente pregunta: ¿Por qué Hollywood insiste en mostrar a todos los CEOs de sus cintas como si fueran imitaciones baratas de Steve Jobs?

Después de casi tres horas donde, como ya Michael Bay nos tiene acostumbrados, las explosiones visuales de efectos especiales abundan mientras que la presencia de un guión sólido se siente prácticamente inexistente, somos partícipes de la nueva lucha de los Autobots, encabezados por Optimus Prime y apoyados por un pequeño grupo de humanos conformado por Yeager, su hija y su novio, contra la nueva corporación que, acompañada de un mercenario robótico, busca exterminarlos a toda costa.

Además, a lo largo de estas casi tres horas también de Transformers La Era de la Extinción somos partícipes de un desliz publicitario, plagado del uso innecesario de marcas como Victoria Secret, Samsung, Bud Light, Red Bull y más, ¿será que Bay y su equipo estaban cortos de presupuesto y se vieron en la tarea de sobrevender los espacios publicitarios dentro de la cinta?

¿Lo bueno? Los breves minutos que podemos ver a los “creadores” o Dinobots, aquellos enormes robots con la capacidad de transformarse en impresionantes dinosaurios, además de los nuevos Autobots que acompañan al crew: Hound, Drift y Crosshairs.

¿Lo malo? Las innumerables ocasiones en que Bay recurre al humor forzado para los silencios incómodos; las cuales, aunadas a las escenas forzadamente largas y abundancia de efectos especiales que ni siquiera brillan por su calidad, -pues en repetidas escenas, además de las ya bien conocidas explosiones, escenas en slow-motion y destrucción de ciudades, puede evidenciarse la falta de realismo en los efectos-, terminan convirtiendo a Transformers La Era de la Extinción en un blockbuster más que innecesario que, lamentablemente, parece ser quien liderará las taquillas este verano.

Transformers La Era de la Extinción 2


Estados Unidos / 2014.
Dirige: Michael Bay.
Actúan: Mark Wahlberg, Nicola Peltz, Jack Reynor, Stanley Tucci.
Recomendable si: (y sólo si) eres fan extremo de Transformers y no te molesta ver una película plana y saturada de explosiones y CGI.


Fotografía: transformerslapelicula.com.mx

Comentarios

comentarios