Calificación

8.7

Tom en el Granero formó parte de la 56 Muestra de la Cineteca Nacional.

Actualmente es muy raro ver a un cineasta que desde su ópera prima demuestre ser capaz de imprimir un sello personal de una forma tan pasional como lo ha hecho Xavier Dolan. A lo largo de su filmografía el canadiense ha sabido entregarnos personajes (y actuaciones pues también protagoniza) únicos, divertidos y trágicos.

Sin embargo, con Tom en el Granero (Tom à la Ferme) el director ha decidido alejarse casi por completo de la estética colorida y hasta cierto punto romántica que lo había caracterizado hasta el momento,  para entregar un drama un tanto más siniestro, mucho más cercano a los filmes de Hitchcock y Lynch que a los de Almodóvar. Director con el que constantemente se le hace comparación.

La trama de Tom en el Granero, basada en una obra de teatro del mismo nombre, gira alrededor del personaje de Tom, quien se verá envuelto en un círculo de violencia y misterio familiar al llegar al funeral de su recién fallecido novio, quien escondía su verdadera preferencia sexual a sus allegados.

Si bien desde el inicio los colores sombríos, la ambientación y la música hablan de un Dolan completamente distinto, esto no significa que se haya deshecho por completo  de sus viejos trucos. Al contrario, los utiliza para darle su propia firma a esta nueva obra.

Con el uso de constantes Slow Motion, acompañados por una elección ecléctica de canciones y un score angustiante, el realizador monta de manera extraña una historia invadida por recuerdos, secretos y locura. Contada a través de planos extremadamente abiertos o cerrados, que se contrastan con los paisajes melancólicos y lluviosos o las expresiones faciales desatadas gracias a las intensas emociones de los participantes en la historia.

A diferencia de sus primeras obras, en Tom en el Granero los visuales no sobrepasan a la calidad de la historia, a pesar de su estética extremadamente cuidada. Esto ocurre gracias a que personajes (interpretados todos de una forma magistral) y narrativa exponen situaciones ambiguas y retorcidas que dejan al espectador pensando en más de un tema. Los misterios nunca son completamente revelados.

Todos estos elementos aunados resultan en un hibrido extraño e interesante, que si bien no es perfecto, demuestra al menos que Dolan entiende muy bien los géneros cinematográficos y que no dudará en usarlos a su manera para seguir experimentando en el mundo del séptimo arte.

Tom en el Granero Crítica 2


 

Canadá/Francia
Dirige: Xavier Dolan.
Actúan:  Xavier Dolan, Pierre-Yves Cardinal, Lise Roy.
Recomendable para : Los fans de Dolan; no se sentirán decepcionados, pero aquellos que gustan de dramas estilo David Lynch (con un toque de sensibilidad emocional inevitable) podrían también disfrutar la película.

Comentarios

comentarios