Calificación

8

8
8

Continúa la dosis anual de cine de superhéroes y para su apuesta veraniega Marvel ha decidido estrenar en este año Ant-Man, película que inicialmente llegó a llamar la atención porque sería dirigida por Edgar Wright, responsable de películas  Scott Pilgrim vs. The World que poco a poco gracias a su humor y estilo visual único se consolidan como obras de culto de nuestra generación.

Justamente las características mencionadas convertían a Wright en la elección predilecta para dirigir la película sobre uno de los super héroes más inusuales del universo Marvel, desgraciadamente las siempre infalibles “diferencias creativas” hicieron su trabajo y terminaron por provocar que Edgar dejará el puesto de director y se limitara a ser el escritor de la historia, dejando en su lugar a Peyton Reed, claramente alguien que la enorme productora podía mangonear a su antojo.

ANT-MAN

Sin embargo a final de cuentas las cosas le salieron bien a los involucrados pues Ant-Man logra entregar probablemente la propuesta más refrescante en el cine de superhéroes en lo que respecta al menos en los últimos años. Sus valores estéticos, su humor y su estructura narrativa consiguen diferenciar lo suficiente al filme de sus colegas y al mismo tiempo insertarlo en el universo de “Los Vengadores”.

La premisa de la obra es contarnos como Scott Lang el protagonista (interpretado por Paul Rudd con su carisma cómico al máximo esplendor) sufre su metamorfosis de simple mortal a defensor de la humanidad, sinopsis que si bien puede alegarse es la misma que la de cualquier otro filme de superhéroes, gracias a la forma en que se lleva a cabo esta deja de sentirse como una formula cansada y palomera.

El gran triunfo principal del filme es que logra centrar  la estructura de la historia y la fuerza del filme en dos conceptos que nunca dejan de explotarse. Principalmente está el del tratamiento del guion como un “filme de robo”, pues todos los acontecimientos importantes se desatan a partir de un hurto por lo que la estética desde la música hasta los cortes, sigue al pie de la letra los pasos para hacer una película de este género.

Por otro lado, las motivaciones de la mayoría de los personajes tienen que ver con el concepto de la paternidad. Michael Douglas quien interpreta al primer Ant-Man, desarrolla el papel de un mentor complejo, que a su vez busca reconectar con su hija y desarrollar una relación padre-hijo con Scott Lang, en quien encuentra la personalidad necesaria para poder continuar con su trabajo.

Antman

Por su parte el protagonista (Scott Lang) se embarca en esta aventura con la finalidad principal de poder ser el héroe que su hija necesita, lo que lo lleva a enfrentarse al némesis Darren Cross, quien está a punto de llevar al mundo al caos tanto por ambición desmedida como por las consecuencias de la fractura de la relación con su padre intelectual (El personaje de Michael Douglas).

De esta manera el filme se desarrolla de una forma coherente y natural que abre espacio para la exploración de personajes y locaciones, las cuales son aprovechadas al máximo tanto en su versión 3D como la normal, puesto que esta tecnología no es utilizada únicamente en las escenas de las peleas,  ya que consigue explotar  aspectos de profundidad que hablan de una cinematografía bastante destacable.

ant-man2

Desgraciadamente a pesar de sus grandes logros, la película en su extrema necesidad por encajar en este enorme universo de Marvel cae también en el error de finalizar la película con un enorme continuará que provoca que la historia se sienta cortada a medio camino en lugar de ofrecer una buena conclusión para esta primer parte de la historia de Ant-Man.

No obstante ese pequeño bache no evita que Ant-Man se consolide por el momento como la propuesta más refrescante de una franquicia que al menos hasta la aparición de la última entrega de Los Vengadores,  parecía haber encontrado una mediocre zona de confort.

Solamente queda ver si las futuras entregas que conciernen a este personaje logran si no superar la calidad al menos mantenerla.

Estados Unidos  2015

Dirige: Peyton Reed

Actuan: Paul Rudd, Michael Douglas, Corey Stoll, Evangilne Lily

Recomendable para: Fans del cine de Edgar Wright y obviamente del universo Marvel

Comentarios

comentarios