Cuando se anunció que El Hobbit (novela de J. R. R. Tolkien más bien breve y que abarca un solo libro) sería llevada a la pantalla grande en tres partes, hubo desconfianza. En su favor, la producción informó que la tercera película intentaría llenar el espacio de lo que ocurre entre El Hobbit y El Señor de los Anillos.

La decisión de hacer una trilogía fue algo que pesó, especialmente con la segunda parte de la saga, La Desolación de Smaug, donde muchos esperaban ver la muerte del dragón, pero no, tuvieron que esperar por La Batalla de los Cinco Ejércitos, que sí es muy bondadosa en enfrentamientos armados.

Con La Batalla de los Cinco Ejércitos se cumple la promesa de crear un puente que nos lleva a El Señor de los Anillos, sin embargo algunas son acciones sutiles y que nos invitan a, de todos modos, llenar los espacios en blanco.

A partir de aquí, muchos spoilers.

El regreso de los más malos de la Tierra Media

Revisando su magnitud, el suceso más importante del último episodio de El Hobbit es el renacimiento de Sauron. Éste ha ido reintegrando sus fuerzas esparcidas por la Tierra Media y viene acompañado de los nueve reyes corruptos a su servicio que tienen un papel importante en El Señor de los Anillos, los Nazguls.

(alerta de spoiler) En el Hobbit 3, Galadriel, Elrond y Saruman intentan acabar con Sauron y los nueve reyes pero solo logran desplazarlos. Saruman mira el horizonte y promete encargarse de ellos pero, como sabemos, traiciona a los elfos y se une a Mordor.

Además este enfrentamiento deja muy debilitada a Galadriel. Así comienza el ocaso de sus poderes, que incide en El Señor de los Anillos ya que, sin su protección, los elfos de su pueblo parten al reino de los Valinor. Podemos recordar que Arwen se niega a emprender dicho viaje por su amor a Aragorn.

Y, hablando de Aragorn. Cerca del final del nuevo film, Legolas recibe el consejo de ir a buscar al hijo de Arathorn, ya que su padre fue grande y parece que él también lo será, le dicen. La promesa se cumple, al final de El Retorno del Rey este hijo de Arathorn es coronado en Gondor.

El Hobbit La Batalla de los cinco Ejércitos 2

¿Apegarse a la historia original?

La inclusión de Legolas a El Hobbit es un plus para quienes disfrutaron de su papel en El Señor de los Anillos. Sin embargo también es de las más injustificadas, en términos de guión la historia puede desarrollarse sin él. Lo que remunera en taquilla es otra historia.

Los elementos comunes de El Hobbit y El Señor de los Anillos tal cual los ideó Tolkien son: el anillo de poder, Gollum, Gandalf y Bilbo. De manera satisfactoria, todos éstos se respetaron. Incluso (alerta de spoiler) Bilbo se atreve a mentirle a Gandalf cerca del desenlace, diciendo que el anillo se le cayó en la batalla. ¡Sí, claro! Gandalf le echa un discurso cuyo mensaje es: “Hobbit, no sabes mentir. Hay toda una trilogía que lo prueba”.

¿Peter Jackson tiene más de El Hobbit?

Un factor a tener en cuenta es la posibilidad de ver una “versión de director” del nuevo film y el materia extra que contenga. La versión de director de Peter Jackson de El Retorno del Rey se extendía en escenas violentas. En el caso de La Batalla de los Cinco Ejércitos quizá una versión de director podría afianzar aún más su relación con El Señor de los Anillos.

Crítica El Hobbit La Batalla de los Cinco Ejércitos


Imágenes: Facebook – El Hobbit.

Comentarios

comentarios