De la antigua Grecia, pasando por La Edad Media y El Renacimiento, la lencería femenina ha sido un reflejo del pensamiento de la época.

 

En enaguas, bombachas, camisones, corsets, brassier, medias, strapples y nuevas versiones, la ropa interior femenina ha evolucionado desde épocas clásicas de la cultura… revisemos un poco de su trayectoria.

“El cuerpo es una lira cuya armonía es el espíritu” -Platón.

En algún lugar del tiempo muy muy lejano, que… bueno, en realidad nos referimos a la antigua Grecia, las mujeres no dan una importancia al uso de la ropa interior. Sin embargo, si existe alguna incomodidad con el busto al caminar, se colocan vendas a fin de mantenerlo firme.

Después, en Roma, las mujeres usan una banda de tela llamada pascia pectoralis, que cumple la función de sostén. Además, existe otra prenda, pero hecha de cuero, que tiene la finalidad de quitar volumen al busto, esta se llamaba mamillare. Aquí ya se coloca una tela entre las piernas a fin de envolver la parte inferior.

 Grecia Lencería

“Antes habrá cuerpo sin sombra que virtud sin envidia”, alguna vez dijo Leonardo Da Vinci.

De pronto llega la oscuridad y el pudor invade cada parte del cuerpo de la mujer, estamos en el Medievo. Se usan las chemises, camisones largos, que dependiendo de la clase social, cambian de tela. Se implementa poco a poco el corset para aplastar el busto.

Llegado el Renacimiento, con láminas de metal al frente y escotadas por la parte de atrás, llega el corset para la vestimenta de mujeres: estiliza la figura, aplana o resalta el busto, además de mantener la postura… ¿Muy cómodo?

Corsets Renacimiento

Camisón Renacimiento

Y por debajo… también cambian las cosas. El calzón, usado desde la Edad Media por los hombres, se emplea como ropa íntima femenina, llegando hasta las rodillas. Para hacer una distinción entre la prenda de los hombres, en España se le nombra pololo.

Poco a poco, el uso de seda e hilos de oro o plata entran a la manufactura de las prendas. Aun así, el uso de camisones largos sigue en muchas mujeres. En historias de viejas historias se dice que las mujeres al caerse, daban todo un espectáculo de imprevisto a la vista de los hombres en el área visual inferior.

Imagen 5

Renacimiento

“Hay tantas mujeres bellas, pero no hay perfectas…” -Víctor Hugo.

Ya entrado el siglo XVIII, particularmente en Francia, el corset toma un aire de coquetería, además de aún estilizar la figura. Se atan por la espalda y son manufacturados en tela por sastres.

Usar corsets, permanece mucho tiempo como símbolo de elegancia. Y por debajo, bombachos o enaguas de tela.

Corset Sastre

imagen 5 opción

Hemos hablado y enfatizado el uso del corset, pero ¿Y los calzones? ¡Ah! Es hasta el siglo XIX en que, vistos de mala manera y usados por las prostitutas francesas, se usa un tipo panti pero como pantalón. Posteriormente las mujeres de clase alta también lo ponen en uso.

La seda rompe lo establecido, acompañada de las primeras medias y los ligueros. Mientras que a los hombres se les dejan los pantalones de cuerpo completo de franela.

 

“Las mujeres no llevan lo que les gusta. Lo que les gusta lo llevan” -Christian Dior.

La sensualidad llega invadiendo el siglo XX. Mary Phelps Jacobs la impone, con la llegada del primer brassier en 1914, aunque no es muy aceptado a principios del siglo.

Pasan poco a poco los años y con la Primera Guerra Mundial, las mujeres dejan a un lado los corsets, para optar por la comodidad y la liberación en la ropa íntima… cortando poco a poco los calzones.

Pin ups 6

Sin embargo, aunque la ropa de mujer empieza a ser más suelta y confortable, la llegada de la falda entubada y a la cintura hace traer las fajas a fin de crear la silueta. Debajo de la ropa, la sensualidad no llega a ser un punto explotado.

Es hasta después de la Gran Depresión que se emplea el uso de los corpiños, y un plus en el cambio de las telas, con la lycra y el nylon. Las medias llegan en los años 40’s, creando un boom en la sociedad. Medias Lencería

Medias 2

Pinup

Hablaremos rápidamente de los próximos 64 años… hasta un poco en nuestros días.

“El cuerpo está destinado a ser visto, no a estar todo cubierto”. 1950 y los 60’s

Regresan los sostenes. Los de forma de cónica y otros que acentuaban de forma notoria el busto.

Con el movimiento hippie, se deja de un lado la sensualidad de la lencería, pero se añaden colores primaverales y flores. Sin embargo, los calzones, ya son parte ideal de la moda femenina.

Imagen 8

“Nada tan peligroso como ser demasiado moderno. Corre uno el riesgo de quedarse súbitamente anticuado”. 1970 y 1980

La sensualidad de la mujer corrompe los sentidos, nuevamente, la búsqueda de nuevo del cuerpo estilizado regresa a las mentes. El escote vuelve a la moda. Y llegados los 80’s, la búsqueda de ropa íntima totalmente sexy se democratiza: los hombres quieren verlas usando estas prendas y las mujeres también quieren usarlas.

En estos años, una marca de una década anterior trae los sostenes con varillas y también los acolchados. Hablamos de Victoria’s Secret, vigente hoy en día, y dueño de uno de los mayores auges en la venta de lencería femenina.

Imagen 9

1990 y días actuales

Al llegar los años 90’s, se crea el push-up y la ropa deportiva femenina se acomoda en los cajones; la estética del cuerpo se sigue explotando pero se dice adiós al pudor de siglos anteriores. Se da la bienvenida a prendas íntimas como la tanga.

Y a la fecha… tanto en lycra, encaje, algodón, texturas, estampados, colores y formas, la lencería femenina sigue cambiando pero ajustándose mientras tanto a las necesidades de cada cuerpo.

Lencería Victorias Secret


Imágenes: Tumblr, Instagram, Victoria’s Secret.

Comentarios

comentarios